La rueda del año: Mabon

Mabon: Mabon es la festividad que corresponde al equinoccio de otoño (en torno al 21-23 de septiembre en el hemisferio norte y al 21-23 de marzo en el sur). Es una de las cuatro festividades astronómicas, que marcan puntos de transición en las estaciones.

Simbología: todo lo relacionado con los elementos otoñales: hojas, cereales, frutos estacionales. Es un punto de equilibrio, y por lo tanto debe servir de momento de reflexión, iniciando el camino desde los excesos de energía y luz del verano hasta la oscuridad y la calma del invierno. Es también un momento de cosechar. Si tienes la suerte de tener cerca huertos o cultivos, presta atención y agradece esos regalos de la tierra. Según dónde vivas, puede ser la época de los higos, las uvas, las manzanas o el maíz.

Correspondencias mágicas: en los rituales de Mabon pueden emplearse diosas relacionadas con los cultivos, como Céres (panteón Greco-latino), o Cerrridwen y Dana (panteón celta). Es un buen momento para hechizos de equilibrio y de crecimiento.

Una reflexión: para mí Mabon es una época de volver a poner en marcha todo lo que soy, después de un verano bastante desorganizado. Es un momento muy ocupado también, con la vuelta a las clases y, como profesor, tiene una sensación importante de comienzo de año. No es una gran celebración, sino más bien un recordatorio de lo que soy y lo que quiero ser, y dedico al menos unos momentos a hacer un pequeño ritual de agradecimiento y, sin falta, a hornear un bizcocho de manzana o de otra fruta de temporada.

Madre Ceres, guardiana de la tierra, acompáñame en el camino hacia las sombras, y no permitas que me falte alimento, calor y amor en la mitad oscura del año

Deja un comentario