¿Qué es la wicca?

La wicca es una religión mágica, surgida en los años 50 en Gran Bretaña y que posteriormente se extendió por Estados Unidos y el resto de Europa, sufriendo importantes transformaciones durante los años setenta y ochenta sobre todo.

El término “wicca” en sí sería una variante del inglés medieval, y viene a significar literalmente bruja. Por ello, entre los hablantes de español decir que se es wiccana o que se es bruja sería equivalente salvo por las connotaciones de la segunda palabra.

A diferencia de otras religiones, su origen puede determinarse de forma muy concreta, pero no es una religión unificada, sino que consiste más bien en una constelación de corrientes o escuelas que conviven de una manera bastante armoniosa, o deberían. Wicca gardneriana, reclaimimg o wicca diánica serían por lo tanto distintos enfoques de unos valores religiosos comunes. A pesar de esa diversidad, la wicca es una religión oficial en muchos países, incluida España.

Pero, ¿qué es una religión mágica?

Una religión se entiende como la combinación de tres elementos:

  • Creencias espirituales
  • Valores morales
  • Festividades

Es posible ser wiccana simplemente compartiendo esos tres puntos, pero entre las creencias wicca que comparten todas las corrientes está la creencia en la magia (en el sentido en el que ellos la entienden, claro). Eso quiere decir que, además de los elementos religiosos, la mayoría de los wiccanos practican o han practicado magía en algún momento de su vida. De eso hablaremos un poco más en la sección ¿Qué es la magia? Mientras, vamos a centrarnos en la parte religiosa.

Creencias espirituales

Es complicado hablar de unas creencias comunes a todas las corrientes de wicca. En general, la mayoría de los wiccanos creen en la reencarnación; en la importancia de los dioses y, sobre todo, las diosas (o la diosa, según a quien preguntes); y en un elemento de justicia cósmica, que puede entenderse como karma o no, pero que da por hecho que lo que hacemos, bueno o malo, regresa a nosotros multiplicado por tres.

Valores morales

 El creer que todo lo que hacemos regresa a nosotros hace que los practicantes de la wicca deban ser reflexivos con sus acciones. No existen mandamientos en el sentido cristiano, sino una norma básica, compartida por muchas corrientes mágicas, que se enuncia del siguente modo:

An’ it harm no one, do what thou wilt

Que podría traducirse por “si no daña a nadie, haz lo que quieras”. Esto se entiende como que cada wiccana debe hacerse responsable de sus propias acciones, y reflexionar sobre ellas de forma individual.

Festividades 

Todas las corrientes de la wicca comparten las mismas fiestas, que se clasifican en dos grupos: fiestas lunares y fiestas solares.

Las fiestas lunares son los esbat, que coinciden con la luna llena de cada mes, y son celebraciones de carácter mágico y personal.

Las fiestas solares o sabbats siguen lo que se denomina la Rueda del Año, e incluyen los solsticios y equinoccios, y otras cuatro fechas intermedias.

Comentarios cerrados.